Your browser does not support JavaScript. Please note, our website requires JavaScript to be supported.

Please contact us or click here for assistance.

Nuestras Creencias

What we believe at Prestonwood

Un Dios

Hay un solo Dios: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo; que subsisten en unidad, y también como tres personas distintas y separadas. (Juan 14:7–16; Génesis 1:1; 1:26–27; 3:22; Salmos 90:2; Isaías 40:28–29; Mateo 28:19; 1 Pedro 1:2; 2 Corintios 13:14).


Jesucristo, Hijo de Dios

Jesucristo es el hijo de Dios. Él nació de una virgen como Dios y hombre, vivió una vida sin pecado, murió para expiar los pecados de los seres humanos, fue enterrado, resucitó de la tumba, ascendió al cielo y literalmente regresará a la tierra otra vez. (Mateo 1:22–23; Isaías 9:6; 53:5–6; Juan 1:1–5; 14:10–30; Hebreos 4:14–15; 1 Corintios 15:3–4; Romanos 1:3–4; Acts 1:9–11; 1 Timoteo 6:14–15; Tito 2:13).


El Espiritu Santo

El Espíritu Santo es el ayudante divino, asistente, consejero e instructor y su trabajo es revelar a Cristo, convencer del pecado, conducir al arrepentimiento, guiar a los creyentes, consolar, fortalecer y santificar el alma. (2 Corintios 3:17; Juan 16:7–13; 14:16–17; Hechos 1:8; 1 Corintios 2:12; 3:16; Efesios 1:13; 5:25; Gálatas 5:25).


La Biblia

La Biblia es la Santa Palabra de Dios, sin error, y es la única autoridad para la vida (Salmo 119: 105; Romanos 15: 4; 2 Pedro 1: 20–21; 2 Timoteo 3:16).


La necesidad del hombre creada por Dios

Los seres humanos son creaciones especiales de Dios, hechas a su imagen. Cayeron por el pecado del primer hombre, Adán, y todos los seres humanos son pecadores que necesitan salvación (Génesis 1:27; Salmo 8: 3–6; Isaías 53: 6; 59: 1–2; Romanos 3:23 )


La Salvación

La salvación es un regalo a través del arrepentimiento hacia Dios y la fe en Jesucristo. Toda persona que verdaderamente se salva está eternamente segura en el Señor Jesucristo y pasará la eternidad en el cielo, mientras que los que mueren en sus pecados pasarán la eternidad en el infierno (Romanos 6:23; Efesios 2: 8–9; Juan 14: 6 ; 1:12; Tito 3: 5; Gálatas 3:26; Romanos 5: 1).


El Bautismo

El bautismo es por inmersión después de la salvación y se hace en obediencia al mandato de Jesucristo (Mateo 3: 15–17; Hechos 2:38).


El acceso del creyente a Dios

Cada creyente tiene acceso directo a Dios a través del Señor Jesucristo (Hebreos 4: 14-16; 7:19; Efesios 3:12).


La Iglesia

La Iglesia es un cuerpo local de creyentes bautizados, con el Señor Jesucristo como la Cabeza (Mateo 16:18; Hechos 20: 27–29; 1 Corintios 12: 27–29; Efesios 1: 21–23; 3: 20–22 ; 4: 1–3; 5: 21–27; Colosenses 1: 17–19).